Historia


En la temporada 73/74 D. José Manuel Pantoja, entonces director de la estación, arrampla con algunos de los profesores de la plantilla de la Escuela de Esquí de Candanchú, a saber; Cloudine, Fany, Mariano, Santi y el propio Pantoja. Así un grupo de amigos formaban la plantilla de lo que sería a partir de entonces la Escuela de esquí del Valle de Astún.
Realmente fueron buenos tiempos, tanto para la estación como para la escuela y para el mundo del esquí en general. Cada temporada suponía un paso hacia delante y la cosa prometía. Pasaron los “ochenta” inolvidables para muchos, y tanto la estación como la escuela se habían desarrollado con normalidad; los teleesquís de “Águilas y Anayet”, el telesilla de “Truchas” y la construcción de la cafetería de la cota 2000, habían consolidado la estación de Astún como una estación de esquí joven y de futuro prometedor.
Por otra parte la Escuela había pasado de cinco profesores, a cincuenta a finales del año 89. Hasta aquí todo había transcurrido a pedir de boca, pero en la década de los noventa, se iban a presentar una serie de acontecimientos que al día de hoy, siguen marcando la existencia de los que en su día decidieron desarrollar su actividad profesional en Astún.

En el año 1991 E.I.V.A.S.A. presenta un pleito contra el Ayuntamiento de Jaca y la D.G.A, quienes en comandita, habían retirado a los titulares de la concesión, un plan especial de urbanismo ya aprobado con anterioridad. Esto supondría una lucha en los tribunales que terminaría trece años después, con un auto del Tribunal Supremo a favor de los intereses de E.I.V.A.S.A. El caso es, que en Astún, ni un hotel, ni un edificio se han podido construir desde entonces, y sin la inyección de dinero que supone la actividad inmobiliaria, Astún ha ido pasando de ser una estación joven y con un gran futuro, a otra de las más envejecidas del Pirineo, y lo peor es que si uno mira al futuro, tampoco se le ve solución al problema, ni a corto ni medio plazo.
Por otro lado la Escuela de Esquí en los primeros años de esta década se pudo defender bastante bien, aunque el cursillo de semana de adultos fue dando paso (debido a lo expuesto en el punto anterior) a los grupos escolares, suculento negocio para las agencias de viajes, pero no tan bueno para la Escuela de Esquí, que quedan como último eslabón de la cadena en el negocio de la nieve (al menos en Astún).
En el otoño de 1996, se produce una escisión en la Escuela de Esquí que marcará hasta no se sabe cuándo, el futuro de los profesionales de la enseñanza de los Deportes de Invierno en ésta Estación. La directiva de la Escuela de Esquí originaria se organiza para crear una nueva Escuela, a la que ponen por nombre Escuela de Esquí y Snow de Astún S.L. A ésta nueva Escuela se “deslizan” casi el cincuenta por ciento de los socios de la Escuela de Esquí originaria y la práctica totalidad del personal contratado (tengamos en cuenta quienes lo crean). También se hace con el 75% de los grupos escolares, que E.I.V.A.S.A. arranca de la Escuela de Esquí originaria, basándose en el número de profesores que en ese momento había en cada escuela (muy duro, para la Escuela). Finalmente también perdimos la realización de eventos deportivos, pues la nueva Escuela “había presentado un presupuesto más barato”. Después de esto, fuimos perseguidos, desacreditados y amenazados durante años…hay más pero mejor dejarlo. Cuatro años en los tribunales sirvieron para poner las cosas un poco en su sitio.

En el invierno de 2002 y tras algunos cambios en la directiva de E.I.V.A.S.A. conseguimos recuperar el 50% de los grupos escolares, así como algunas agencias de viajes que siguen trayendo clientes a esta estación.
La escuela de esquí “Valle de Astún” con razón social José Panadero y CIA S.R.C consta de seis socios, tres de los cuales son administradores mancomunados (Presidente, Secretario y tesorero) y veintiséis profesores contratados
Esta sociedad tiene como fin, la enseñanza de los deportes de invierno; Esquí, Snowboard, etc.
La dirección de la escuela se realiza a través de un Director y un jefe de profesores que a día de hoy recaen en la persona de José Panadero, y dos secretarias, que junto con los servicios de una gestoría, desempeñan las labores de dirección y administración de la escuela.
En la temporada 2003/2004 en Pedernales, Vizcaya, D. Juan Miguel Sainz –Vizcaya Ortiz de Ortiñano, miembro de esta escuela, funda, como Administrador único, el Club “Amigos de Astún”. Que ha pasado de los setenta niños con los que arranco su andadura a los 160 niños con os que cuenta hoy en día.
Este club esta atendido por la plantilla de la Escuela, que por una parte, imparte clases de Esquí a sus socios desde los niveles de iniciación hasta la competición, y por otro parte se encarga de la organización de los eventos deportivos en los que el club participa.